Caverna Mediática

La Guardia Civil usó un láser para evitar que carroñeros grabasen como sacaban el cadáver de Julen

La Guardia Civil usó un láser para evitar que carroñeros grabasen como sacaban el cadáver de Julen

Publicado: 26 de enero de 2019 12:52 (GTM+2)

La excesiva cobertura televisiva del caso Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán Málaga y que finalmente ha sido encontrado sin vida, está siendo investigada por posible vulneración de derechos fundamentales al traspasarse todos los niveles de ética periodística imaginables.

En concreto, el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) analizará el tratamiento mediático del accidente y el rescate de Julen en Totalán, Málaga, que han realizado las principales televisiones públicas y privadas, locales, autonómicas y nacionales. Creen que es posible que se hayan vulnerado derechos fundamentales de los familiares del menor.

El organismo insiste en la necesidad de que los medios de comunicación "mantengan un respeto absoluto" de los derechos fundamentales de las personas involucradas en este tipo de sucesos, como el derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen. Asimismo, ha reclamado a las televisiones que "huyan del amarillismo y de la espectacularización" de estos casos, acudan siempre a fuentes fiables y eviten la difusión de bulos que "contribuyan al desasosiego" de los familiares afectados por una determinada tragedia mediática.

Estos consejos han sido sistemáticamente ignorados por cadenas de televisión importantes como LaSexta. Que llegó a ilustrar con un trozo de cinta adhesiva la distancia que separaba a los mineros del menor. "Esta es la distancia que separa a los mineros para rescatar al niño", comentaba el ¿periodista? Manuel Marlasca.

Manuel Marlaska "informando" para LaSexta

Manuel Marlaska "informando" para LaSexta

Tal fue la desfachatez de los periodistas que han cubierto al pie del terreno este trágico suceso que anoche tuvieron que utilizar un láser para evitar que las cámaras de los carroñeros grabasen el momento en el que la comisión judicial sacaba el cadáver del joven del pozo.

"Nos apuntan a los cámaras y fotógrafos de Totalán con puntero láser desde las obras del pozo. Los láser pueden dañar nuestros objetivos y son altamente molestos... ¿por qué lo hacen?", se preguntaba un cámara de informativos de Telemadrid desplazado hasta la zona.