Caverna Mediática

Pedro Sánchez podría aguar la fiesta a PP, C's y VOX y a los medios del IBEX con una medida constitucional

Pedro Sánchez podría aguar la fiesta a PP, C's y VOX y a los medios del IBEX con una medida constitucional

Publicado: 14 de febrero de 2019 10:13 (GTM+2)

Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno de España

Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno de España

Los medios del IBEX se han lanzado a pedir en masa  la convocatoria de elecciones coincidiendo en su discurso al 100% con los ultraliberales de PP, C’s y VOX.

Tras el rechazo de los presupuestos generales del Estado, muchos periodistas de ultraderecha y de derecha extrema, ya dan por seguro el fin de la legislatura, de forma que si así no fuera se genere la sensación de que el presidente del Gobierno se aferra al sillón.

Sin embargo, Pedro Sánchez, que sobrevivió a una conjura en 2016 de los medios del IBEX, con las ‘momias’ y los barones de su partido liderados por Susana Díaz, la cual finalmente encumbró a Rajoy, puede tomar una decisión en contra de los deseos de la derecha mediática y política del país.

Mañana, el presidente del Gobierno, puede aguarle la fiesta a alguno si no convoca elecciones o decide someterse a una cuestión de confianza.

Primero, para no intoxicar las elecciones europeas, autonómicas y locales de mayo, podría convocar los comicios en otoño reformando los presupuestos mediante decretos hasta entonces. Pero también podría presentarse ante los diputados para que se pronuncien y ver cuántos apoyos cuenta.

La cuestión de confianza es una vía constitucional y democrática, como también lo fue la moción de censura que echó a Mariano Rajoy. Está contemplada en el Reglamento del Congreso en su artículo 173 y 174. Para que Sánchez superar dicha prueba tendría que obtener 176 “síes” en la votación.

El propio presidente, si no obtuviera el apoyo de la cámara, presentaría su dimisión al Rey, el cual disolvería el Parlamento y convocaría las elecciones generales. Si la pasara, podría seguir gobernando hasta el 2020 con la legitimidad de haber sido votado de nuevo en el Congreso.

La cuestión es cómo se van a tomar, si finalmente la plantea, determinados líderes mediáticos, que van de la mano de la derecha extrema y la extrema derecha, en su ansia por cambiar el gobierno. ¿Dirán que este proceso es ilegítimo como dijeron sobre la moción de censura? Todo es posible.