Abuso sexual

El abad de Montserrat conocía los comentarios de los abusos a menores desde los años 70

Daniel Bellaco - 22 de febrero de 2019

El abad Josep María Soler

Josep María Soler, el actual abad de Montserrat, conocía los posibles abusos a menores en el monasterio desde los años 70.

Mintió cuando dijo en público que tuvo conocimiento de ellos tras la denuncia de Miguel Ángel Hurtado en el año 2000.

En una entrevista en 2015 le reconoció a esta víctima que hacía décadas que había escuchado comentarios sobre el monje Andreu Soler.

El digital ‘diario.es’ publica el vídeo grabado con cámara oculta en que lo confiesa.

“Era monje de la comunidad y me había llegado algún comentario sobre esto”, reconoce y se excusa afirmando que se lo dijo al abad de entonces, Cassià Just, pero que nunca más hablaron del tema.

Con lo cual mintieron sus dos predecesores Just y Sebastià Bardolet como él mismo.

En un documental de Netflix, Miguel Ángel Hurtado, denuncia como el monje Andreu Soler abusó de él cuando participó en un grupo ‘scout’ del monasterio.

Ocho víctimas más denunciaron casos similares en un periodo que va desde 1971 a 1998.

El monje fue durante 40 años líder de este grupo de chicos a pesar de que sabían lo que se decía de él. Solo lo apartaron en el año 2000, tras la denuncia de Hurtado.

“Alguien me había contado de alguna circunstancia. Una vez en Santa Cecilia, pero era anterior a tu época [...] Me dijeron que igual podía haber… Había rumores de que había relaciones homosexuales. Pero eran rumores. Los años setenta y tantos…”, confiesa el abad en el vídeo que reconoce que no inspeccionó los archivos de sus predecesores para investigar el tema.

Josep Maria Soler reconoce de esta forma que la primera vez que Hurtado le contó los abusos sufridos, el año 2000, no le pilló por sorpresa. “Me habían llegado esos rumores de otra época”, insiste. Reconoce también que en ese momento, al ocupar él el cargo de abad, no buceó en los archivos de sus predecesores para ver si había habido denuncias anteriores y además le reconoce que el propio monje le confesó “un comportamiento excesivamente afectuoso” con la víctima cuando era ‘scout’.

Sin embargo el abad no hizo nada. Es más se publicó en 2017 un libro en homenaje al monje Andreu Soler titulado 'Escoltisme i Montserrat' .

En el vídeo que publica el diario, Hurtado le pregunta al abad: "¿Se imagina usted lo doloroso que es para la víctima el tener que ver un libro presumiendo de todo el trabajo que había hecho durante cuarenta años, con fotos con personalidades de Catalunya?"

El abad le contesta: “Poniéndome en tu lugar lo entiendo y me sabe muy mal”.

© 2016-2020 Digital Sevilla. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.