Nacional

La Generalitat contraataca paralizando los vehículos de Cabify que no cumplan con los 15 minutos de precontratación en todas sus rutas

La Generalitat contraataca paralizando los vehículos de Cabify que no cumplan con los 15 minutos de precontratación en todas sus rutas

Publicado: 7 de marzo de 2019 18:21 (GTM+2)

La Generalitat de Cataluña está reaccionando a la triquiñuela que ha usado Cabify para dar servicio usando un contrato anual y exigiendo los 15 minutos de precontratación solo en el primer viaje de todos los que se puedan realizar en ese periodo.

La medida es directamente comunicar a los Mossos d’Esquadra y a la Guardia Urbana de Barcelona que deben parar cualquier vehículo de Cabify que no esté respetando los 15 minutos de precontratación en todos los viajes.

Fuentes de la administración catalana consultadas por Teknautas han mostrado su sorpresa ante el desafío de Cabify de "saltarse la ley" con su truco legal.

Esta mañana de hecho, el programa de Ana Rosa de Telecinco ha contratado por un año el servicio y ha realizado una conexión en directo desde uno de los VTC.

Para poder dar servicio en Barcelona, la empresa decidió cambiar sus términos de uso, pasarse de agencia de viajes a empresa gestora de flotas VTC y firmar contratos de servicio con los clientes por un año.

"No vamos a tragar con esto, es un fraude de ley como una catedral", han comentado fuentes de la Generalitat.

Tras analizar el “fraude de ley” cometido por Cabify, el Govern ha decidido transmitir una imagen de firmeza y responder a la jugada de Cabify sin contemplaciones. "Se ha hablado con Guardia Urbana, Mossos y el Ayuntamiento y la respuesta es clara: hay que hacer cumplir la ley", apuntan fuentes del Govern al medio.

Por tanto, las fuerzas de seguridad tienen orden de identificar todos los VTC de Cabify que vean circulando a partir de hoy mismo, y comprobar mediante las hojas de ruta que están cumpliendo con la normativa. De no ser así, tienen orden de proceder a la paralización de dichos vehículos.

Según apuntan desde el sector, al conseguir una sanción administrativa, Cabify podría elevar una cuestión sobre la naturaleza de la ley al Tribunal Constitucional y por eso están haciendo esta maniobra. Esta vía de acudir al TC podría durar unos dos o tres años.