Nacional

La CEOE y el Banco Santander quieren un gobierno de PSOE y C's para sentirse "cómodos"

La CEOE y el Banco Santander quieren un gobierno de PSOE y C's para sentirse "cómodos"

Publicado: 29 de abril de 2019 16:23 (GTM+2)

Ana Botín, presidenta del Banco Santander

Ana Botín, presidenta del Banco Santander

Comienzan las presiones del IBEX 35 y de los empresarios para que se forme un gobierno más acorde a sus intereses sin que nadie les haya votado.

El Banco Santander ha afirmado que lo mejor sería que PSOE y C’s formaran gobierno para que no entre Unidas Podemos. Así lo ha comunicado el banco que preside Ana Botín en un informe enviado a sus grandes clientes.

“La coalición entre PSOE y Ciudadanos probablemente complacería a los mercados financieros dado que la postura liberal de Ciudadanos sería mejor recibida que el populismo de Unidas Podemos”, afirma sin ningún pudor el equipo europeo de análisis de la todopoderosa entidad bancaria.

El BSCH no descarta un largo retraso a la hora de que se forme un nuevo Gobierno y lamenta el impacto de la política de los últimos cuatro años: “El factor político ha sido un lastre significativo en el comportamiento relativo del mercado español. (...) El 70% de la caída relativa del mercado español -con un retroceso del 23% acumulado- se ha producido el mes previo a eventos políticos que han afectado específicamente a España, generalmente de modo negativo”.

Por su parte, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, ha declarado que la patronal estaría “cómoda” con un Gobierno de centro-izquierda.

Posteriormente, mediante un comunicado, la CEOE ha tendido la mano al futuro Gobierno “desde la lealtad institucional, el respeto permanente a la Constitución y a la Corona y mediante la apuesta decidida por el diálogo social” insistiendo en la importancia de la estabilidad política, la moderación, la seguridad jurídica y el control presupuestario "ante los grandes retos y reformas que hay que afrontar como país para evitar que se intensifique la desaceleración económica y para seguir generando empleo y riqueza".

Ya está tardando la Conferencia Episcopal para opinar también el gobierno que quiere sin que nadie le haya elegido.