Nacional

Ramos negocia con el fondo buitre Blackstone evitar el embargo de sus terrenos en la ciudad de Madrid

Ramos negocia con el fondo buitre Blackstone evitar el embargo de sus terrenos en la ciudad de Madrid

Publicado: 14 de mayo de 2019 10:20 (GTM+2)

Manuela Carmena y Sergio Ramos

Manuela Carmena y Sergio Ramos

El futbolista del Real Madrid, Sergio Ramos, lleva tiempo negociando con el fondo buitre Blackstone para que no le embarguen las propiedades de su empresa tras el proceso iniciado por el Banco Santander, que es además patrocinador de la Liga.

Además de una desastrosa temporada deportiva, el defensa no está teniendo éxito en lo inmobiliario este año. Ramos no ha pagado un préstamo de 35 millones de euros que está vinculados a la adquisición de unos terrenos en las afueras de Madrid y el todopoderoso Banco Santander ha iniciado el embargo.

Según detalla El Confidencial, el jugador está tratando de acordar con Blackstone el pago de la deuda de Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales SL, sociedad de que el central del Madrid tiene el 49,99% del capital, su padre, José María Ramos, un 1% y Eroski, el restante 49%, a través de Cecosa Hipermercados.

La empresa compró cuatro solares en los años 2000 y 2001 en Vicálvaro (Madrid) de 97.830 m², 102.170 m², 98.821 m2 y 232.224 m².

El Ayuntamiento de Madrid de Alberto Ruiz-Gallardón los pintó como urbanizables en julio de 2006 pero la crisis y los trámites administrativos hicieron imposible la explotación del negocio de la empresa de Ramos que estaba tasado por los socios en 65 millones de euros en 2010.

En 2013 el Gobierno autonómico de Madrid aprobó la modificación del Plan Urbanístico de Ordenación Urbana, pero hasta enero de 2019 no ha obtenido el visto bueno del Ayuntamiento de Manuela Carmena para la construcción de 22.000 viviendas conocidas como Desarrollos del Sureste.

La empresa no pudo hacer frente al crédito de 35 millones de euros cuyo primer pago de 12 millones tenía que haberse realizado en noviembre de 2018 y tras esto, el banco de Ana Botín pidió el embargo.

Blackstone es el propietario en realidad del préstamo tras comprar por 8.300 millones de euros al Santander el 51% de los inmuebles y créditos fallidos del Banco Popular.

El capitán de la selección española está teniendo que negociar con el fondo buitre estadounidense la dación en pago de las propiedades para liquidar la deuda.

Mientras, el fondo buitre está negociando la venta de el crédito de dichos terrenos que ahora valen 12 y 15 millones, muy lejos de los 65 millones tasados por la empresa de Ramos y Eroski.

Esta operación inmobiliaria no es el único negocio en que se ha metido el capitán del Real Madrid y de la selección española, pero es quizás uno de los que más quebraderos de cabeza le está causando. Luego están los resultados de su club de fútbol...