Nacional

Detenida por matar de hambre y sed a su perro abandonándolo en su terraza

Detenida por matar de hambre y sed a su perro abandonándolo en su terraza

Publicado: 29 de mayo de 2019 16:25 (GTM+2)

Perro al que su dueña mató de hambre

Perro al que su dueña mató de hambre

Una mujer de 45 años ha sido detenida por un delito de maltrato animal con resultado de muerte tras matar a su perro de hambre.

La Guardia Civil la ha detenido en la urbanización de la zona de Pla de l'Amerador en El Campello de Alicante. El animal fue recogido en un estado deplorable sin que pudiera mover un músculo. Lo llevaron al veterinario donde murió un día después por un fallo multiorgánico.

Una vecina denunció los hechos a la Benemérita detallando que desde su casa veía a un perro abandonado en una terraza y que apenas se movía desde hacía días y en un estado de desnutrición severo.

Un amigo de la vecina denunció la situación del perro y consiguió movilizar el pasado domingo a los servicios de emergencia.

El animal estaba literalmente en los huesos y ni siquiera tenía agua para poder beber.

Dignidad Animal y la Asociación Protectora de Animales de El Campello (APAC) así como otras asociaciones, van a ejercer la acusación popular presentando una querella criminal conjunta contra la dueña por matar de hambre a su perro. La detenida se enfrenta a un delito de maltrato animal con resultado de muerte.

La comunidad de vecinos de la urbanización había denunciado en varias ocasiones lo que estaba ocurriendo sin que nadie hiciera nada al respecto detallan al digital ‘diarioinformacion.com’.
Tras comparecer en el juzgado de guardia de Alicante, la dueña no declaró ni se adoptó medida cautelar alguna.

El juzgado de Instrucción número 9 de Alicante será el encargado de juzgar estos hechos.

La detenida dijo que el animal era de su expareja y tras romper ninguno quiso hacerse cargo del perro.

La Policía Local contestó a la asociación Dignidad Animal que no podían hacer nada si no abría la puerta nadie por lo que se contactó con el Seprona de la Guardia Civil que acudió.
La dueña fue finalmente localizada e identificada.

Cuando llegaron a la terraza el perro no pudo ni levantar la cabeza al ser acariciado.

La detenida se excusó afirmando que el perro llevaba dos meses que no quería comer pero fue llegar al veterinario y el animal comió y bebió.

Hay que ser mala persona...