Nacional

Monasterio y Espinosa aumentaron su mansión más de lo permitido por la licencia y será clausurada el 8 de octubre

Monasterio y Espinosa aumentaron su mansión más de lo permitido por la licencia y será clausurada el 8 de octubre

Publicado: 6 de septiembre de 2019 08:07 (GTM+2)

Rocío Monasterio e Iván Espinosa, peces gordos de VOX.

Rocío Monasterio e Iván Espinosa, peces gordos de VOX.

El próximo 8 de octubre el Ayuntamiento de Madrid cerrará la mansión de los diputados de extrema derecha, Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros ya que construyeron más de lo que las licencias de obras contemplaban añadiendo elementos no previstos.

Para que los peces gordos de VOX eviten que clausuren su casoplón tendrían que ajustarse a la ley y reformar la casa según se le requirió hace años.

Espinosa y Monasterio tienen hasta el 8 de octubre para reformar la vivienda para ajustarla a la licencia o pedir una modificación de la primera licencia de obras que le otorgaron entregando un nuevo proyecto al consistorio para su análisis.

En todo este proceso, la vivienda de lujo estará cerrada y los dos ultraderechistas no podrán habitarla.

Inmaculada Sanz, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, ha dicho sobre el asunto: “Durante todos estos años se les ha ido pidiendo que regularicen esa situación. No sé si se podrá hacer antes del 8 de octubre, en todo caso estará en manos de sus abogados, y en el Ayuntamiento en manos de nuestros técnicos. (…) Jurídicamente tendrán que verlo con los técnicos del área de urbanismo. Lo que está claro es que este es el final del proceso”.

Los representantes de extrema derecha pidieron una licencia de obras para la rehabilitación de la vivienda que fue concedida sin problema pero una vez terminados los trabajos, tendrían que haber solicitado una licencia de primera ocupación y funcionamiento.

Antes de otorgarla, técnicos municipales deberían comprobar que las obras están finalizadas y se ajustan a la licencia concedida.

Desde 2014 no han conseguido superar este trámite pero sin embargo, han habitado la vivienda desde entonces.

Sanz ha subrayado que “la licencia es un acto reglado, el proceso administrativo ha concluido en este momento y si no se arregla antes se procedería a ese precinto. No es una decisión política, sino administrativa, y si no se produce el cumplimiento de las licencias habrá que clausurarlo”. Por ello, ha apuntado que «lo que tienen que hacer es regularizar la situación. Espero que se pueda regularizar esa situación antes del 8 de octubre».

El Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid emitió una primera orden de clausura de la vivienda y el despacho de arquitectura en 2016, pero fue recurrida. A su vez fue recurrida una sentencia de octubre de 2017 que daba la razón al Ayuntamiento, pero ese fallo es firme desde 2018 y el Consistorio pretende ejecutarla el mes que viene. «Los técnicos han exigido el cumplimiento de la normativa municipal. Nuestro compromiso es cumplir escrupulosamente la ley. (…) Si la licencia no se obtiene antes, el día 8 de octubre a las 10 de la mañana se intentará entregar la orden de clausura», ha declarado Sanz.