Nacional

El Gobierno no enseña el informe que permitió que Sáenz de Santamaría fichara por Cuatrecasas

El Gobierno no enseña el informe que permitió que Sáenz de Santamaría fichara por Cuatrecasas

Publicado: 7 de octubre de 2019 11:00 (GTM+2)

Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Gobierno de M. Rajoy.

Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Gobierno de M. Rajoy.

El Ministerio de Presidencia, que dirige Carmen Calvo, ha recibido la recriminación del CTBG, Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, por no enseñar el informe que sirvió de excusa a la Oficina de Conflicto de Intereses para que Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Gobierno, fuera fichada por el bufete de abogados Cuatrecasas.

Según publica Infolibre, el órgano solicita a su vez que se entregue dicha información a la persona que lo pidió ya que sus derechos están amparados por la Ley de Transparencia.

La norma establece un plazo de dos años de limitación para poder ejercer actividades privadas tras el cese de los altos cargos, que no podrán trabajar en entidades privadas afectadas por decisiones en las que hayan participado, para que pueda hacerlo, primero debe contar con la autorización de la Oficina de Conflicto de Intereses.

El Ministerio de Presidencia comunicó el 23 de mayo, un día antes de que se entregara en registro la reclamación de la información, que no iba a admitir las solicitudes de información sobre los informes para la Oficina de Intereses que se realizan entre órganos administrativos.

El departamento que dirige Calvo, a través de la Secretaría General Técnica-Directora del Secretariado del Gobierno, ha dicho que se amparan en un artículo de la ley para no dar dicha información. Curiosamente la Ley de Transparencia permite la ocultación de datos a la ciudadanía cuando sean “de carácter auxiliar o de apoyo como la contenida en notas, borradores, opiniones, resúmenes, comunicaciones informes internos o entre órganos o entidades administrativas».

El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno recordó al ministerio de Carmen Calvo que habían realizado una “irregularidad” al tardar casi un mes en comunicar al demandante que dicha petición de información había sido inadmitida.