Caverna Mediática

Gran Hermano emite un comunicado sobre la presunta violación de Carlota Prado

Gran Hermano emite un comunicado sobre la presunta violación de Carlota Prado

Publicado: 25 de noviembre de 2019 11:17 (GTM+2)

Carlota Prado en Telecinco visionando la presunta violación.

Carlota Prado en Telecinco visionando la presunta violación.

La empresa dueña del formato Big Brother, Endemol Shine, ha emitido un comunicado tras la polémica por la supuesta violación de la concursante Carlota Prado durante el programa Gran Hermano Revolution de Telecinco y la filtración de las imágenes de la joven viendo en el confesionario los hechos.

Según el documento que la matriz internacional de Zeppelin TV ha remitido a Variety, se cumplieron los “protocolos establecidos” al expulsar a José María de la casa. Endemol rebaja a “incidente” la presunta violación de Carlota y afirma que la concursante “recibió apoyo de profesionales independientes” y, tras estar varios días fuera de la casa, "decidió no presentar cargos y regresar al programa".

Hace unos días, El Confidencial publicó unas imágenes del confesionario y saltó la polémica. Desde Gran Hermano defienden que “ningún contenido se grabó con la intención de ser emitido”, aunque admiten que la manera de informar a Carlota de los hechos no ha sido la más adecuada: “lamentamos que la conversación tuviera lugar en el confesionario”.

Sobre la filtración de dichas imágenes, la productora afirma que las imágenes se entregaron a las autoridades "encriptadas y protegidas" cuando fueron requeridas como posibles pruebas.

En las imágenes filtradas, el ‘súper’ le decía a Carlota que no contara al resto de concursante nada de lo sucedido, una cuestionada decisión de la que la empresa afirma que se tomó “de buena fe, con el fin de proteger su privacidad y porque el incidente iba a ser notificado a la policía”.

El vídeo ha sido considerado como pieza clave por la jueza de instrucción que ve indicios de abuso sexual por los que José María podría enfrentarse a una pena de entre uno y tres años de prisión.
Además, el tribunal halló contradicciones en el relato del presunto agresor, al que afirma que en las imágenes realiza movimientos que “aparentemente pudieran consistir en penetraciones”, mientras que Carlota se encontraba “sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama”.

Carlota Prado sigue en tratamiento psicológico y acusa a Gran Hermano de haber cometido un delito de "omisión de socorro" por no intervenir en el momento de la supuesta agresión para detenerla.