Economía

Freelance: la nueva tendencia entre profesionales

Freelance: la nueva tendencia entre profesionales

Publicado: 12 de diciembre de 2019 16:32 (GTM+2)

Dado que el mercado laboral está en constante cambio, un gran porcentaje de profesionales decide trabajar desde casa o emprender un negocio por cuenta propia. Cada vez es más común esta modalidad laboral que genera miles de beneficios no solo para la empresa, sino para la sociedad y para la misma persona. 

Hoy en día, aquellos que fomentan el “home office” son agentes del cambio que quieren disfrutar de una mejor calidad de vida y un paradigma positivo en la cultura de trabajo.

¿Qué significa el término freelance?

Un profesional que decide ser freelancer debe trabajar por cuenta propia para un tercero, básicamente, esta modalidad es trabajar desde casa con éxito. Es común que se realice de forma local o internacional, donde los trabajadores cuentan con una autonomía para organizar su lugar de trabajo y horarios. Dado que hay mayor libertad que en una oficina tradicional, cada día es mayor la cantidad de personas que prefieren este método.

Esta modalidad de trabajo es una excelente opción para reducir los costes y agilizar los procesos de una empresa. Sin embargo, todavía existen puestos laborales que requieren la presencia del trabajador en una oficina, pero también hay una cantidad similar de actividades que se realizan de forma remota. Por ejemplo, áreas como el diseño, marketing y redacción, pueden trabajarse desde el hogar, ya que Internet proporciona ciertas herramientas y plataformas.

Algunas de las razones para ser freelancer es que los horarios son flexibles, se obtienen más ingresos y oportunidades para crecer y desarrollarse en el ámbito profesional. Asimismo, es el modelo preferido por los millennials, debido a las ventajas que tiene en varios aspectos. 

¿Por qué trabajar de manera independiente?

Anteriormente, era necesario pasar al menos 8 horas en una oficina para ganar dinero. Actualmente, gracias a las nuevas tecnologías e Internet, los trabajos remotos han adquirido gran relevancia y cada vez es más común que los profesionales opten por este método de trabajo.

Trabajar desde casa puede ser una alternativa perfecta, ya que permite que cada uno sea dueño de su tiempo. Es el profesional el responsable de la cantidad de horas que le dedica a cada actividad, cuáles son sus días libres, cuándo comienza y termina su tarea diaria. Es una manera menos agobiante de tener una jornada laboral, ya que se pueden organizar y equilibrar las actividades personales y laborales sin ninguna preocupación.

No es necesario tener grandes recursos, solamente es indispensable un ordenador y buen acceso a Internet. Incluso, los freelance suelen cambiarse de lugar de trabajo cada vez que desean, hasta ir de vacaciones con el ordenador siempre y cuando se tenga conexión a Internet. 

Con este método, los individuos no se estancan porque las oportunidades son infinitas. Se tienen mayores posibilidades de contactar con empresas o personas de todo el mundo, lo que puede ser un gran avance para cualquier carrera profesional.

¿Cómo trabajar desde casa y tener éxito?

Ser freelance no es una tarea fácil porque requiere de cierta disciplina y responsabilidad para lograr alcanzar el éxito. El comienzo no es sencillo, pero teniendo en cuenta los siguientes consejos, la persona avanzará, se adaptará y se ajustará a los requerimientos. Lo que significa que se debe escoger el horario y el sitio que funcione mejor para ser más creativo, productivo e innovador.

Siguiendo estos consejos, el éxito estará asegurado para un trabajador freelance: 

  • Aunque se esté en casa, es importante tener una rutina y un horario. La disciplina es la clave, de lo contrario, el trabajador no será eficiente y productivo.
  • Buscar el sitio tranquilo, que preferentemente esté bien iluminado. No se debe trabajar en la cama ni en un sillón, porque puede provocar dolores en el cuello o la espalda.
  • Minimizar las distracciones.
  • Establecer los horarios de trabajo y el tiempo que se descansará, para mantener la concentración y evitar el agotamiento.
  • Asegurarse de que el ordenador o demás herramientas estén funcionando correctamente.
  • Localizar lugares de trabajo alternativos.
  • Utilizar una herramienta para la organización de tareas.
  • Planificar cada día.
  • Tomar días libres para la relajación y el entretenimiento.