Nacional

El Banco Santander podría haber influenciado en el voto del partido de Revilla durante la investidura

El Banco Santander podría haber influenciado en el voto del partido de Revilla durante la investidura

Publicado: 8 de enero de 2020 12:33 (GTM+2)

El Partido Regionalista de Cantabria votó finalmente en contra del gobierno de coalición entre Partido Socialista y Unidas Podemos

Ana Patricia Botín y Miguel Ángel Revilla. Fuente: Youtube

Ana Patricia Botín y Miguel Ángel Revilla. Fuente: Youtube

Pablo Iglesias denunció en campaña el poder del Banco Santander y de otros grupos de poder económico o financiero a la hora de influenciar en la política o en los medios de comunicación.

Curiosamente, el partido de Miguel Ángel Revilla, el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), votó finalmente “no” al gobierno progresista de Pedro Sánchez tras el pacto del PSOE con ERC.

Como detalla Diario16 en exclusiva, fuentes cercanas al Banco Santander le habrían afirmado que el banco había, presuntamente, tenido algo que ver con el cambio de decisión del partido del televisivo Revilla. Según afirma el periódico, la todopoderosa entidad financiera podría haber sugerido que trasladarían el domicilio social de Santander a Madrid.

A nadie se le escapa que el IBEX35, las grandes fortunas del país, y los todopoderosos grupos económicos, financieros y mediáticos, no ven con buenos ojos un gobierno de izquierdas, no por la patria, sino por lo que puede afectar a la llamada “la otra patria”, la del dinero.

El digital explica que el propio Pablo Iglesias dijo en el debate electoral que Ana Botín había influenciado tras las elecciones de abril en que no se formara gobierno de coalición entre el Partido Socialista y Unidas Podemos. Como resalta el diario, el banco, que es accionista entre otras instituciones del grupo PRISA, dijo entonces que prefería un gobierno de PSOE y Cs. Rivera no quiso y ahora está fuera de la política y su partido camino de convertirse en el nuevo UPyD.

En cuanto al pacto entre PSOE y PRC en Cantabria, que mantiene a Revilla como presidente, podría finalmente seguir adelante ya que el Gobierno de Pedro Sánchez va a necesitar al diputado regionalista Mazón para aprobar leyes durante la legislatura y porque, si abren el melón en Cantabria, el poder podría caer finalmente en manos de la derecha.