Nacional

La AFEM acusa a la sanidad privada de haberse "puesto de perfil" ante el coronavirus

La AFEM acusa a la sanidad privada de haberse "puesto de perfil" ante el coronavirus

Publicado: 10 de marzo de 2020 09:12 (GTM+2)

La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid denuncia que evitan "el riesgo" y que lo traspasan a la Sanidad Pública

Hospital Ramón y Cajal de Madrid

Hospital Ramón y Cajal de Madrid

La AFEM, Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid, ha criticado al sector privado por haberse “puesto de perfil frente evitando el riesgo o traspasándolo a la Sanidad Pública”.

“Los hospitales y clínicas privadas derivan a la Sanidad Pública todos los casos sospechosos. Los seguros privados de salud ya han declarado que no cubren el coronavirus por ser una pandemia. (…) Queda claramente de manifiesto que el objetivo de la sanidad privada no es procurar salud, ni mucho menos colaborar con el sistema público, (…) su objetivo es ganar dinero, como cualquier empresa privada y el método es seleccionar bien el riesgo para traspasarlo o evitarlo”.

La asociación pide a “compañeros infectólogos que se queden por la tarde a cambio de nada y lo hacen por sentido de la responsabilidad”, desvela este colectivo que “más digno sería que las gerencias ofrecieran una remuneración a cambio, que hasta el momento solo se ha ofrecido en el Summa 112. (…) Se da el caso que en algún gran hospital se eliminaron las guardias de esta especialidad y ahora se acuerdan del error pero sin subsanarlo”.

Sobre el Summa 112 el colectivo detalla que “las tomas de muestras en domicilios tardan varios días y se demoran las confirmaciones y su comunicación a los profesionales sanitarios”. A su vez, “los traslados de pacientes que requieren ingreso tras su valoración en domicilio tardan varias horas, con el consiguiente riesgo de exposición de profesionales y familiares”.

La AFEM avisa de que los Centros de Salud “empiezan a bloquearse al no existir un teléfono directo para profesionales, que tienen que contactar a través del 061 por las tardes, teléfono que también recibe llamadas de los ciudadanos y está saturado”. Esta situación genera “esperas inadmisibles de más de una hora para recibir instrucciones desde el 112 o Salud Pública, colapsándose la atención sanitaria”.