Nacional

Los escoltas de la infanta Elena denuncian que estuvo saliendo "hasta el último momento, incluso se fue de cacería"

Los escoltas de la infanta Elena denuncian que estuvo saliendo "hasta el último momento, incluso se fue de cacería"

Publicado: 3 de abril de 2020 07:51 (GTM+2)

Los agentes de seguridad de la Casa Real detallan que han tenido que ir "a recoger zapatos a la Zarzuela"

Las infantas Cristina y Elena están usando a los escoltas y personal de seguridad de la Casa Real para que vayan a comprar pizzas o recoger zapatos al palacio de la Zarzuela. Con motivo del coronavirus estos trabajadores han denunciado su precaria situación laboral en la que ademas padecen la escasez de medios de protección.

Según publica Vanitatis, estos empleados declaran:

“Hemos vivido muchos momentos con esta familia, incluso en las situaciones más difíciles, pero ahora hablamos de nuestra salud, de nuestras vidas. (…) Los escoltas hacemos lo mismo, las mismas horas y en los mismos lugares, sin prevención ninguna. (…) Pedimos a los superiores que nos protegieran y lo único que hemos conseguido, muy poco a poco, es algunas cajas de guantes, gel y mascarillas”, denuncian.

A su vez afirman que el rey emérito, Juan Carlos I, les ha tenido que pedir que se queden en casa ya que la Infanta Elena incluso se fue de cacería. “Ha estado saliendo hasta el último momento, incluso se fue de cacería, y ahora son los escoltas quienes hacen esas gestiones personales", señalan a la revista.

Vanitatis informa que la Infanta Elena cuenta con un total de 20 escoltas, unos seis encargados de tareas estáticas a las puertas de su casa, “en puntos de espera” por turnos durante 24 horas al día.

El resto, realiza funciones de escolta activa, que suelen seguirla cuando va por la calle o en coche y que ahora están confinados en una habitación de 10 metros cuadrados con una tele y un sofá esperando órdenes.

“No han aportado soluciones, no se han formado grupos estancos para que al menos no estén todos allí, mezclados”, relatan los escoltas al diario y proponen que “se podrían además reducir servicios, no hace falta tener a toda la escolta trabajando, o incluso anularlos unos días”. A su vez remarca que con el estado de alarma, su trabajo se ha reducido a pasear al perro, realizar compras e incluso “han tenido que ir a Zarzuela a buscar unos zapatos”.

Por otra parte, la Infanta Margarita, hermana de Juan Carlos I, ha decidido dar permiso a sus escoltas para que no trabajen y solo la llaman para ver si necesita algo y “como mucho han ido un día a la compra”.