Nacional

Científicos españoles descubren una “evidencia significativa” de que el coronavirus se transmite por el aire

Científicos españoles descubren una “evidencia significativa” de que el coronavirus se transmite por el aire

Publicado: 9 de noviembre de 2020 18:06 (GTM+2)

La OMS y Fernando Simón llevan meses negando esta posibilidad

José Luis Jiménez, uno de los expertos que firma el estudio

José Luis Jiménez, uno de los expertos que firma el estudio

Científicos españoles de reconocido prestigio han publicado un estudio que ha sido difundido este lunes por el Ministerio de Ciencia e Innovación en el que se concluye que existe una “vigencia significativa” de que el coronavirus que causa la covid-19 se transmite por aerosoles, lo que significa que es contagioso por el aire y no solo por gotas de saliva.

El grupo de investigadores esta formado por Antonio Alcamí, Margarita del Val, Miguel Hernán, Pello Latassa, José Luis Jiménez, Xavier Querol, Ana Robustillo, Gloria Sánchez y Alfonso Valencia, todos expertos de reconocido prestigio.

En su informe aseguran que se ha podido sobreestimar el contagio por gotículas mientras que la forma dominante de transmisión habría sido los aerosoles. Esto significa que medidas como la limpieza de manos, aunque obviamente es positiva, no estarían teniendo un efecto significativo en el control de la transmisión.

En cambio, meter a 30 niños en una aula durante horas, pese a que lleven mascarillas, estaría siendo un foco claro de contagio. Esto se debe a que los aerosoles podrían salir y mantenerse en lugares poco ventilados incluso si se lleva mascarilla, ya que esta podría no estar bien ajustada a la cara.

Otro punto clave en la transmisión del covid-19 que habría sido obviado por las autoridades pese a las evidencias científicas sería la del contagio en lugares de restauración en interior, ya que la gente se quita la mascarilla para consumir bebidas o alimentos.

Por todas estas razones, los expertos piden a las autoridades que se establezcan medidas para garantizar en todo lo posible que la mayoría de actividades se realicen en el exterior así como ventilar o filtrar el aire en interior para evitar los contagios.

Esto no es nuevo, ya que hace meses más de 200 científicos de 32 países suplicaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a reconocer el contagio por aerosoles, algo que han negado durante meses.