Nacional

Un cohete italiano con un “fallo humano” se carga el satélite español Ingenio

Un cohete italiano con un “fallo humano” se carga el satélite español Ingenio

Publicado: 17 de noviembre de 2020 19:33 (GTM+2)

El proyecto nos ha costado 200 millones de euros y no se contrató un seguro por si algo salía mal

Meme “un italiano durmiendo” - Imagen ilustrativa

Meme “un italiano durmiendo” - Imagen ilustrativa

La Agencia Espacial Europea (ESA) acaba de explicar en una rueda de prensa cómo se ha producido uno de los mayores desastres de la historia reciente de la ciencia en nuestro continente. Hablamos del intento fallido de colocar en órbita un satélite francés y otro español que viajaban a bordo de un cohete de fabricación italiana que se ha perdido ocho minutos después del despegue.

El aparato fue lanzado desde la plataforma de despegue de la ESA en la Guayana Francesa esta madrugada y se le perdió la pista ocho minutos después. Ahora la ESA ha confirmado que el cohete se estrelló en una zona no habitada que no ha sido detallada y que probablemente haya sido el océano atlántico.

La misión ha destruido el satélite español Ingenio, el mayor proyecto aeroespacial de la historia de nuestro país que estaba valorado en 200 millones de euros. ¿Qué falló? Pues según ha explicado la Agencia Espacial Europea todo se debió a un fallo humano en la conexión de unos cables que controlaban el motor de dirección del cohete de fabricación italiana.

La cagada ha sido mayúscula también por la parte española ya que no se ha contratado ningún seguro que cubriera los costes del proyecto en caso de un fallo como este. Desde el Ministerio de Ciencia aseguran que no se hizo porque “no es habitual hacerlo en las misiones gubernamentales”.

Esto contrasta con lo ocurrido hace un año cuando se produjo un fallo en el lanzamiento de un satélite espía propiedad de Emiratos Árabes Unidos y que también viajaba a bordo de un cohete del mismo modelo de fabricación italiana.

El satélite emiratí tenía un coste de 369 millones de euros y todos los gastos fueron cubiertos por una compañía aseguradora que pagó entonces la mayor indemnización de su historia.

El satélite español Ingenio tenía previsto realizar muchas misiones que habrían ayudado a nuestro país a detectar y prevenir catástrofes naturales, hacer una gestión mucho más eficiente de los cultivos y embalses y observar en todo el planeta los avances del cambio climático.