Nacional

No, Elena Cañizares no ha vulnerado la ley de protección de datos al compartir sus whatsapp

No, Elena Cañizares no ha vulnerado la ley de protección de datos al compartir sus whatsapp

Publicado: 23 de noviembre de 2020 19:16 (GTM+2)

La joven hizo pública una conversación en la que sus compañeras de piso le pedían que se mudara a casa de sus padres teniendo covid-19

La joven Elena Cañizares siendo entrevistada por Antena 3

La joven Elena Cañizares siendo entrevistada por Antena 3

El caso Elena Cañizares está siendo lo más comentado del día en las redes sociales y en los medios. A estas alturas suponemos que ya sabrás de qué estamos hablando, en resumen se trata de la historia de una joven estudiante de enfermería, la mencionada Elena Cañizares, que se hizo viral al denunciar la actitud de sus compañeras de piso.

Estas, tras enterarse de que Cañizares había dado positivo por covid-19, le pidieron que se mudara a casa de sus padres, saltándose la cuarentena obligatoria y las restricciones a la movilidad para pasar a convivir con dos personas que forman parte de la población de riesgo.

Las conversaciones que mantuvieron las cuatro a través de WhatsApp fueron publicadas por Cañizares en su Twitter y rápidamente fueron compartidas por miles de personas que se hicieron eco del indignante asunto.

Tal fue la magnitud del caso que una de las compañeras, que supuestamente tiene “un padre abogado” ha amenazado a la joven con denunciarla por “vulnerar la ley de protección de datos” al compartir las conversaciones.

Sin embargo, en estas conversaciones no aparece ningún dato personal de las protagonistas de la historia, que aparecen identificadas con nombres como “Rocío Piso” o “Ángela Compañera”.

En este sentido, un experto en protección de datos consultado por Digital Sevilla deja claro que compartir una información de interés general no debe confundirse con vulnerar los datos personales, ya que con estas conversaciones no se podría identificar fácilmente a los protagonistas, salvo que ya las conocieran de antes.

Para el experto este caso es similar a cuando se denuncia una oferta de trabajo denigrante o cuando se publica un vídeo del maltrato de un anciano en una residencia, ya que esto no es un mal tratamiento de los datos que perjudique a una empresa o una persona, sino una denuncia social de un hecho moralmente reprobable.