Nacional

Tiran piedras a la Guardia Civil cuando acude a cerrar una fiesta: "son esclavos de un gobierno, pandemia de mierda"

Tiran piedras a la Guardia Civil cuando acude a cerrar una fiesta: "son esclavos de un gobierno, pandemia de mierda"

Publicado: 25 de enero de 2021 10:57 (GTM+2)

Los hechos han tenido lugar en una vivienda en La Oliva en Fuerteventura

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas como presuntos autores de los delitos de resistencia y desobediencia a agente de la autoridad. Además ha denunciado a otras ocho por incumplimiento de la normativa covid-19 al encontrarse celebrando una fiesta privada en una vivienda particular situada en El Cotillo, en la localidad de La Oliva (Fuerteventura), con un aforo superior a veinte personas.

La intervención de los agentes se produjo después de que un vecino alertara de la celebración de una fiesta con un número importante de asistentes en una villa situada en El Cotillo. Tras el aviso la una patrulla de la Guardia Civil se personó en el lugar y oyeron la música procedente de la casa.

Cuando los guardias civiles intentaron informar a los allí asistentes a la fiesta, adultos y menores, que debían finalizar la fiesta según establece las medidas de contención de la covid-19, recibieron amenazas y agresiones verbales para que se fueran de allí argumentando que todo el terreno era privado. Además lanzaron piedras que llegaron a impactar en el vehículo de los agentes.

A su vez, intentaron realizar una barricada con una mesa y unas sillas en el camino de acceso para impedir la entrada de la Guardia Civil. Los asistentes a la fiesta lanzaron gritos tales como “dónde está la libertad”, “qué pandemia defienden, son esclavos de un gobierno, pandemia de mierda...”.

Dada la agresividad de estas personas, se trasladaron al lugar varias patrullas de la Guardia Civil que finalmente controlaron la situación de desorden público generada, deteniendo a cinco personas. Cuatro hombres y una mujer, fueron arrestados como presuntos autores de sendos delitos de resistencia y desobediencia a agente de la autoridad, con el resultando de dos agentes con lesiones leves. Además hubo desperfectos en uno de los vehículos de la Guardia Civil así como material policial. Producto de la intervención se denunció a su vez a ocho de los asistentes por incumplimiento de las normas covid-19.

Parte de los presentes lograron huir del lugar ante la llegada de los refuerzos aunque los agentes ya habían tomado nota de las matrículas de los coches estacionados cerca de la vivienda por lo que no se descartan nuevas denuncias.