Nacional

El informe de la Policía tira por tierra la versión de Cs de lo sucedido en el Orgullo

El informe de la Policía tira por tierra la versión de Cs de lo sucedido en el Orgullo

Publicado: 9 de julio de 2019 08:52 (GTM+2)

Miembros de Cs haciéndose una foto durante el Orgullo

Miembros de Cs haciéndose una foto durante el Orgullo

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha tirado por tierra los argumentos de Ciudadanos en su informe de los incidentes ocurridos durante la marcha reivindicativa del Orgullo con los miembros del trifachito.

Según afirman fuentes policiales a El País, no les consta de que hubiera “agresiones físicas” y tan solo constatan que hubo insultos y lanzamiento de agua. A su vez reflejan en su informe el lanzamiento de una botella de plástico vacía, un objeto que los agentes califican de “no peligroso”.

La Policía afirma que el partido de Albert Rivera no siguió las instrucciones y los consejos que le dieron y que en todo momento estuvieron acompañados y protegidos por agentes “de paisano”.

El informe policial detalla según El País, que el jefe de seguridad del partido miembro del trifachito, pidió el mismo sábado por la mañana a la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional, protección para ir a la marcha reivindicativa del Orgullo. Ciudadanos informó a los agentes que unos 200 militantes naranjas se unirían a la manifestación en la Glorieta de Atocha y la abandonarían en la Plaza de Neptuno.

Un inspector junto a varios policías acompañó a la formación de Rivera durante toda su presencia en la marcha según refleja el documento.

Cuando un grupo de 10 manifestantes intentaron boicotear a Cs con una marcha lenta, el mando de la Policía planteó que se desviaran a un lateral de la calle durante un tramo de la marcha pero los dirigentes naranjas se negaron a hacerlo.

La Policía refleja en su texto que después de las nueve de la noche un grupo de manifestantes se sentó e impidió el paso de Ciudadanos. Este bloqueo duró una hora y media aproximadamente y entonces se incrementó el lanzamiento de agua con pistolas de juguete, los “gritos e insultos”. En ese periodo se produjo el lanzamiento de alguna botella de plástico vacía que no dio a nadie.

Tras el “requerimiento” de algunos concejales de Ciudadanos, la Policía Municipal formó un cordón de protección cuando la Policía Nacional ya estaba desplegada alrededor de los policías de paisano que acompañaron a la formación naranja en todo momento. A su vez, efectivos de las Unidades de Intervención Policial estaban cerca para evacuar a los miembros del trifachito si la situación así lo exigiera.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, acusó ayer lunes a la Policía Nacional de “tardar mucho en llegar” y actuar “de forma muy ineficiente cuando podía haber pasado cualquier cosa”. En declaraciones a TVE, la dirigente de Cs afirmó que sus compañeros pasaron miedo al estar rodeados “por cientos de personas” y aseveró que podía haber pasado algo más grave porque, según ella, los militantes de Ciudadanos estaban protegidos solo por “unos pocos agentes” de la Policía Municipal de Madrid.

Villacís no estaba allí, ya que se fue de la marcha antes de que se produjese el bloqueo.