Nacional

Los otros "regalos" a la familia Franco similares al Pazo de Meirás

Los otros "regalos" a la familia Franco similares al Pazo de Meirás

Publicado: 17 de julio de 2019 11:41 (GTM+2)

Pazo de Meirás

Pazo de Meirás

El Gobierno ha presentado una demanda reclamando a la familia Franco el Pazo de Meirás por adquisición fraudulenta en tiempos de la dictadura.

Además de este famoso pazo, existen otros inmuebles y bienes que podrían ser reclamados por la presunta compra ilegal de los mismos.

Según detalla El Plural, obras de arte y elementos vendidos supuestamente por la Fundación Franco para fundar escuelas-talleres tales como muebles de lujo, cuadros, tapices artísticos e históricos o de alto valor económico han sido nombrados por memorialistas gallegos.

Un antiguo y bellísimo colegio construido entre 1750 y 1760 situado en la zona noble de La Coruña frente a la Colegiata fue convertido en vivienda y pasó también a manos de la familia de Franco que afirman que el dictador lo compró a Pedro Barrié de la Maza alegando que éste lo adquirió en subasta pública realizada por el Ayuntamiento.

Investigadores e historiadores reputados como Manuel Pérez y Carlos Babío han demostrado en sus investigaciones históricas que podría tratarse de un montaje pero los Franco mantienen la propiedad por ahora.

Destacan a su vez las esculturas integrantes del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago como parte de esos supuestos presentes, capricho personal de Carmen Polo, esposa del dictador, tienen un valor incalculable.

Como publica el digital, el deseo de la conocida como “Carmen Collares”, hizo que las piezas adquiridas por el Ayuntamiento de Santiago en 1948 como patrimonio público acabaron en las manos de los Franco a modo de “regalo obligado”.

Existe un proceso judicial abierto que emprendió el Ayuntamiento compostelano para recuperarlas. Los Franco no han aportado documentos que acrediten la compra a un supuesto anticuario en los 50.

Otro “capricho” de la esposa de Franco fue la iglesia de San Xián de Moraime enclavada en Muxía, construida en el siglo XII cuya fachada recuerda al Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago, el otro “deseo” de Carmen Polo.

Tras una visita de “Carmen Collares” en los 60 desaparecieron dos pilas medievales, una de ellas bautismal. Está demostrado que la esposa de Franco envió un camión para llevárselas. El Arzobispo de Santiago miró a otro lado ante la denuncia del sacerdote titular de la iglesia.

Antes de morir, el cura fue con un abogado a una notaría con los libros que demostraban que la iglesia tenía dos pilas y que habían desaparecido. Según el letrado del sacerdote estas dos piezas singulares están en el Pazo de Meirás.