Nacional

Aznar, que se ha forrado tras la guerra petrolera de Irak, carga contra Greta Thunberg: "debería estar en la escuela"

Aznar, que se ha forrado tras la guerra petrolera de Irak, carga contra Greta Thunberg: "debería estar en la escuela"

Publicado: 5 de noviembre de 2019 11:37 (GTM+2)

Aznar, Bush y Blair llamando a la guera con mentiras sobre las armas de destrucción masiva de Irak.

Aznar, Bush y Blair llamando a la guera con mentiras sobre las armas de destrucción masiva de Irak.

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, promovió la guerra de Irak con mentiras. Esa guerra fue por el petróleo y no por las famosas “armas de destrucción masiva”.

No ha pedido perdón por eso ni por muchas otras cosas, no nos sorprende, pero es que el personaje sigue intentando dar lecciones a los demás.

Aznar, que ha ganado mucho dinero desde que apoyara aquella guerra petrolera y que está muy relacionado con altos sectores económicos estadounidenses, ha vuelto a abrir la boca.

Hace poco cargó contra los activistas medioambientales intentando ridiculizar la amenaza climática que se ciñe sobre el planeta.

Ahora se le ha ocurrido cargar contra Greta Thunberg, la joven sueca, a la que el Gobierno de Pedro Sánchez ha facilitado su viaje a España con motivo de la Conferencia sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (COP25) que se celebrará en Madrid tras la renuncia del gobierno chileno.

Aznar ha dicho sobre la activista: “debería estar en la escuela” tachando la propuesta del ejecutivo de Pedro Sánchez de “espectáculo”.

Tras esto ha dicho que no está de acuerdo con “ese tipo de política” y ha cargado contra Thunberg recordando que a la activista “no le gusta viajar en avión” y luego ironizó sobre que le fletaran un barco para cruzar el Atlántico.

La activista rechaza viajar en avión para reducir la huella ecológica y por ello llegó a Nueva York en un barco preparado para reducir al mínimo las emisiones contaminantes tras 15 días de singladura.

Aznar dijo al respecto: “Será emocionante escuchar a una niña de 16 años... pero no creo que esté en condiciones de decirle al mundo con seriedad lo que tiene que hacer para mejorar las condiciones de vida de los humanos”.