Nacional

España podrá extraer coltán durante décadas de una mina de Orense sin explotar a niños esclavos

España podrá extraer coltán durante décadas de una mina de Orense sin explotar a niños esclavos

Publicado: 5 de febrero de 2020 12:10 (GTM+2)

Por primera vez en Europa científicos españoles logran obtener el "oro negro" de la industria tecnológica de residuos minerales

La extracción del coltán, como otros minerales, se realiza mediante la explotación infantil y en países con guerras civiles, donde las multinacionales mineras trabajan sin problemas, como ocurre en la República Democrática del Congo. En esta misma línea de explotación infantil en la minería, hace menos de dos meses demandaron a Microsoft, Tesla, Apple y Alphabet por la muerte de niños que extraen cobalto en minas de África, mineral vital para las baterías de móviles y coches eléctricos.

Sin embargo la noticia de hoy es que en España se conseguirá coltán durante 35 a 40 años como mínimo y no se realizará mediante guerras ni usando niños esclavos.

Investigadores del CENIM, Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas, han logrado obtener dos materiales, el tántalo y el nobio, que son vitales para la fabricación de teléfonos móviles. Este logro se basa en recuperar estaño de una mina situada en la provincia de Orense y conseguir, de la escoria resultante, el llamado “oro negro” de la industria tecnológica por sus propiedades químicas.

Según el CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, son los primeros compuestos que se han sintetizado en España en la primera y única mina para extraerlos que existe actualmente en Europa.

“El coltán, término coloquial para denominar la mezcla en proporción variable de columbita y tantalita, es un mineral relativamente escaso que contiene niobio y tántalo y forma parte de los minerales estratégicos para la Unión Europea por sus propiedades para fabricar la mayoría de los dispositivos electrónicos que nos rodean, desde teléfonos móviles a consolas de videojuegos”, ha detallado a EFE el investigador del CENIM, Félix Antonio López.

El investigador forma parte del equipo de “Estannio”, un proyecto de colaboración con las empresas Strategic Mineral y Krown, que pretende aprovechar los residuos mineros de la mina de Penouta, en la aldea de Viana do Bolo (Ourense). Esta mina, que antaño estuvo explotada por Rumasa, sería única mina europea en la que se explotan estos minerales estratégicos.

Según informan a EFE, ya se están procesando escombreras y balsas de la mina extrayendo estaño, niobio y tántalo, además de mica, feldespato y cuarzo. En dicho proceso se obtiene estaño de alta pureza y de la escoria resultante, se consigue tántalo y niobio.

El CSIC ha anunciado que el proyecto estudiará a su vez la posibilidad de obtener cerio y lantano, materiales estratégicos en Europa, de metales de tierras raras.