Economía

¿Cómo los préstamos online ayudan a solventar problemas económicos en la familia?

¿Cómo los préstamos online ayudan a solventar problemas económicos en la familia?

Publicado: 25 de junio de 2020 16:19 (GTM+2)

Muchos hogares han pasado por momentos en los que sus ingresos mensuales no les alcanzan para solucionar un imprevisto. Por tal razón, resulta útil conocer cómo los préstamos online ayudan a solventar problemas económicos en la familia. 

Cada familia tiene una situación económica particular, algunos cuentan con un buen capital, otros solo tienen lo justo para las necesidades básicas. Este segundo grupo, es el que podría sufrir ciertas complicaciones si ocurren algunos imprevistos o gastos fuera del presupuesto ya estipulado. De este modo, se ven en la obligación de buscar soluciones rápidas, como por ejemplo los préstamos. En vista de ello, hablaremos sobre cómo los préstamos online ayudan a solventar problemas económicos en la familia.  

 

¿Cómo funcionan los préstamos online y dónde se consiguen?

Los préstamos online hoy en día funcionan como un tipo de carta bajo la manga para las personas que requieren conseguir dinero urgentemente, pues la ventaja que éstos presentan en comparación con las financiaciones bancarias, es que se obtienen de inmediato, sin papeleos y por Internet. 

En este sentido, lo principal es encontrar, el préstamo que mejor se adapte a las necesidades de cada familia. Y para ello, lo recomendable es apoyarse en páginas comparadoras como easyprestamos.com, la cual analiza y recopila las ofertas del mercado con mayores beneficios para las personas

Para ello, los usuarios deben especificar características del crédito según sus condiciones, como por ejemplo: 

  • Las cantidades mínimas y máximas de dinero que se puede solicitar.
  • El porcentaje de intereses derivados del dinero requerido.
  • Si se cobra algún tipo de comisión.
  • Aceptación de la solicitud a pesar de figurar en listas de morosos. 
  • Posibilidad de determinar el importe completo del préstamo y los plazos para su pago. 

De este modo, el comparador analizará todo esto y arrojará en la búsqueda, las opciones que mejor se ajusten a las especificaciones de los clientes, lo cual les ahorrará un tiempo considerable en el proceso. 

 

Proceso de solicitud

Una de las mayores ventajas que se obtienen con estos préstamos online, es que el proceso de solicitud y otorgación se lleven a cabo completamente por Internet. Esto se debe a que una vez se haya decidido por una empresa en particular, solo se debe rellenar el formulario digital proporcionado por la misma, donde se piden requisitos básicos como los siguientes:

  • Ser adulto, mayor de 18 años.
  • Vivir en el país.
  • Tener un documento de identificación vigente.
  • Correo electrónico y número de móvil personal.
  • Ser titular de una cuenta bancaria. 

Esta lista puede variar según la empresa, ya que algunas suelen ser más flexibles o exigentes que otras, pudiendo existir los casos donde se solicite demostrar la solvencia o alguna clase de aval que garantice el pago del préstamo y sus intereses.

Al tratarse de información bastante básica y de fácil constatación, el sistema solo tarda unos minutos en procesar la misma y en dar respuesta a la solicitud, permitiendo entonces que el cliente pueda disponer del dinero en su cuenta de manera casi inmediata, para que éste sea usado según requiera el caso.

 

¿En qué se puede usar un préstamo online?

Debido a que los préstamos online tienen un proceso de solicitud muy rápido, y la cantidad de dinero otorgada por lo general es más baja en comparación con las que se puede conseguir con un crédito en un banco, este tipo de préstamos es perfecto para solventar aquellos problemas inesperados que surgen en algunas familias, y que no tienen el suficiente capital para cubrir los gastos. 

Entre dichos inconvenientes se pueden mencionar los siguientes:

  • Accidentes o enfermedades.
  • Realizar reparaciones en el hogar.
  • Recomponer averías del vehículo.
  • Hacer mejoras o reformas a una sección de la casa.
  • Comprar o reparar algún equipo electrodoméstico. 
  • Completar el dinero para comprar un nuevo vehículo.
  • Pagar facturas o servicios que no se puedan postergar.
  • Pagar matrículas estudiantiles.
  • Aprovechar un buen plan vacacional que se encuentre en oferta.

En definitiva, con estos préstamos, los clientes tienen la libertad de usar el capital justo para lo que necesitan, sin demoras ni contratiempos.