Nacional

¿Está Isabel Díaz Ayuso bien de la cabeza?

¿Está Isabel Díaz Ayuso bien de la cabeza?

Publicado: 25 de septiembre de 2020 13:25 (GTM+2)

Piden una evaluación psicológica que aclare el estado de salud mental de la presidenta madrileña

Isabel Díaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso

“¿De dónde ha salido Díaz Ayuso?, necesita un psicólogo a marchas urgentes” o “como psicólogo, solicito que se le haga una evaluación psicológica a Isabel Díaz Ayuso”, son solo dos ejemplos de los múltiples mensajes que piden en la red social Twitter un análisis objetivo del estado de salud mental de la presidenta madrileña ante sus inexplicables acciones.

Todos los expertos, epidemiólogos y sanitarios, así como diferentes organismos como la OMS coinciden en que las medidas que se están tomando en Madrid son insuficientes para controlar la segunda ola de la pandemia.

Además, desde su propio Gobierno el consejero de Sanidad ya manifiesta estar de acuerdo con que es necesario aumentar las restricciones de movilidad a toda la capital y no discriminar por distritos, pero Isabel Díaz Ayuso se niega a entenderlo.

Podríamos pensar que el problema es político, que está tratando de priorizar la economía poniendo en riesgo la salud de los madrileños, pero este falso dilema hace ya meses que se ha aclarado: sin salud, no hay economía.

Además, también sabemos que las medidas que se aplican tardan en tener efectos sobre la evolución de la pandemia varias semanas, por lo que todo lo que se haga hoy no parará ni tendrá efectos en la curva de contagios hasta dentro de mínimo 14 días.

Sin embargo, la presidenta madrileña desoye las recomendaciones del ministerio de Sanidad y del mínimo sentido común y se niega a tomar medidas que atajen un problema al que más pronto que tarde se tendrá que enfrentar.

Mientras tanto, la indignación está creciendo más rápido incluso que los contagios, los ingresos y los fallecidos por covid-19 y ya son muchos los que incluso piden que se aplique el artículo 155 de la constitución y el Gobierno municipal asuma las competencias de la Comunidad de Madrid para, una vez solucionada la crisis sanitaria, se convoquen unas elecciones en las que los madrileños puedan valorar con su voto la gestión realizada por Ayuso.