Nacional

El gobierno de Murcia permitirá matar perros y gatos asilvestrados

El gobierno de Murcia permitirá matar perros y gatos asilvestrados

Publicado: 18 de noviembre de 2020 14:20 (GTM+2)

Estos animales, junto a zorros, jabalíes o urracas, están en el punto de mira de la nueva normativa

Fernando López Miras, presidente de Murcia.

Fernando López Miras, presidente de Murcia.

El gobierno de la Región de Murcia ha decretado una nueva regulación que permite matar perros y gatos asilvestrados además de zorros, urracas y jabalíes. Todas estas especies se encuentran en el punto de mira del nuevo decreto sobre los métodos de captura de especies cinegéticas predadoras y asilvestradas y que está previsto que sea aprobado hoy por el Consejo de Gobierno.

Según publica La Verdad, el texto normativo viene a desarrollar algunos aspectos de la Ley 7/2003, de 12 de noviembre, de Caza y Pesca Fluvial, que prevé que algunos métodos de muerte o captura prohibidos por ese precepto legal, y ahora se autorizan, de manera excepcional, por determinadas razones.

El ejecutivo regional de derechas justifica este decreto “por la necesidad de limitar la población de predadores cinegéticos generalistas que, junto con otros factores –alteraciones de los hábitat, enfermedades, introducción de especies exóticas, la introgresión genética, el aumento de las poblaciones de jabalí y el exceso de presión cinegética– provocasn el declive de algunas especies de la fauna y de la caza menor”, como el conejo, la liebre y la perdiz roja.

De esta forma, desde la Consejería de Medio Ambiente asegura que “el control selectivo de predadores generalistas es una práctica que puede repercutir favorablemente en las poblaciones de especies-presa y es considerado como un instrumento más de las buenas prácticas cinegéticas”.

Con esta normativa del gobierno del popular Fernando López Miras se autorizará el empleo selectivo de determinados métodos de control, siempre que cumplan “los estándares internacionales y los criterios de efectividad, bienestar animal, selectividad, captura no cruel, seguridad para el usuario y mínimo impacto en las especies que no son objetivo”.

Por ello, en el texto de la norma, se enumeran los tipos de lazos y jaulas trampa que se podrán utilizar, y además se establecen los requisitos que deben cumplir aquellos que vayan a usar estos métodos: tener licencia de caza de clase G, disponer de un seguro de daños propios y de responsabilidad civil. Además no deben estar inhabilitados por sentencia judicial por determinados delitos, realizar un curso de preparación de un mínimo de 24 horas y superar las pruebas de conocimientos específicos.

En febrero del año pasado, un juez de Aragón condenó tan solo con 4.000 euros a un bestia que mató a un zorro a patadas.