Nacional

Primer juicio a Villarejo con Corinna Larsen como testigo

Primer juicio a Villarejo con Corinna Larsen como testigo

Publicado: 15 de enero de 2021 09:49 (GTM+2)

El excomisario se encuentra en prisión preventiva desde finales de 2017

José Manuel Villarejo en La Sexta.

José Manuel Villarejo en La Sexta.

José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde finales de 2017, se sienta por primera vez en el banquillo este viernes por presuntas calumnias a Félix Sanz Roldán, exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en un juicio que declarará como testigo Corinna Zu Sayn-Wittgenstein.

Es el primer juicio al excomisario en calidad de acusado aunque hay abiertas casi treinta líneas de investigación en la Audiencia Nacional contra él por presuntos encargos de espionaje.

Corinna Larsen, como se conoce a la empresaria alemana que fue amante del rey emérito, declarará por videoconferencia desde Reino Unido a petición de los abogados del propio Villarejo.

La Fiscalía pide dos años de cárcel para Villarejo por delitos de calumnias y denuncia falsa contra el exdirector del CNI Sanz Roldán, quien también testificará este viernes.
También van a declarar como testigos Esperanza, actual secretaria de Estado de Defensa y José Luis Olivera, exdirector del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

Villarejo está acusado de haber presentado en junio de 2017 una denuncia falsa contra el exdirector del CNI y un periodista de "El País", donde se publicó una foto suya, que, según el excomisario, los servicios secretos dieron al medio con la autorización y conocimiento de Sanz Roldán.

El ministerio público también le acusa de un delito de calumnias por la entrevista que emitió el 5 de junio de 2017 La Sexta en el programa "Salvados", donde Villarejo “manifestó que Sanz Roldán había amenazado de muerte a Corinna zu Sayn-Wittgenstein siendo consciente de que no era cierto”.

Para rebatir esta acusación, Villarejo solicitó al juzgado que admitiese como prueba documental el acta notarial en la que Corinna Larsen sostenía que sus declaraciones sobre las amenazas de Sanz Roldán a su integridad física "fueron verdaderas", y el juez accedió.