Nacional

Un concejal de Vox de Torrelodones sigue los plenos mientras conduce

Un concejal de Vox de Torrelodones sigue los plenos mientras conduce

Publicado: 29 de abril de 2020 17:02 (GTM+2)

Gonzalo Martín suele empezar las videoconferencias del Ayuntamiento al volante

Hay un concejal de VOX al que suele 'pillarle el toro' cuando comienzan las videoconferencias en el consistorio de su localidad.

El Ayuntamiento de Torrelodones ha celebrado su primer pleno telemático este martes para tratar las medidas que iban a implementar para paliar la crisis del coronavirus. Comenzó a las 18 horas con un minuto de silencio por los cerca de 100 vecinos que han fallecido por Covid-19.

El pleno ha sido retransmitido en directo en un enlace habilitado en la página web del consistorio. En dicha videoconferencia los concejales han debatido, entre otros asuntos, un plan de emergencia social para hacer frente a la crisis económica que está causando el virus.

Pero la sorpresa ha sido cuando el edil de VOX Gonzalo Martín, se ha conectado al pleno desde su coche y ha estado siguiendo la sesión mientras conducía.

Según detallan fuentes cercanas del Ayuntamiento a El Español, “no es la primera vez” que el concejal de la ultraderecha interviene en una videollamada mientras conduce.

De hecho, en las Juntas telemáticas de Portavoces de los lunes, también se le ha visto en dicha reunión al volante.

“Siempre llega tarde a los plenos”, aseveran esas mismas fuentes al diario detallando que el ultraderechista tiene “un trabajo muy absorbente” además de ser concejal.

VOX ha sido noticia esta semana al quedar desmentido uno de sus mantras. El presidente del partido, Santiago Abascal, afirmó en el Congreso de los Diputados que el Gobierno húngaro del ultraderechista Viktor Orbán había repartido mascarillas a toda la población. “En Hungría, ese país que echó a patadas a los comunistas, no ha hecho falta controlar el precio: el Gobierno ha enviado mascarillas a todos los hogares” afirmó Abascal. Las palabras del líder de VOX quedaron como falsas después de que Newtral se pusiera en contacto con las autoridades húngaras al respecto.